Facebook Twitter Youtube Instagram
Ideas de estilo

Ideas de estilo

MALETA PARA NUESTRO MEJOR VERANO

LUCERAL

Amigos amantes de Ligeresa tengo una noticia espectacular que compartir con vosotros… ¡Ha llegado el verano! Y no lo digo porque los cien mil grados a la sombra nos achicharren el cogote, sino porque muchos de vosotros ya estaréis de vacaciones. Listos para disfrutar de esas espectaculares puestas de sol, para ver los amaneceres después de una noche de bailes en la playa, de tostarse en la arena cual lagartija, de disfrutar de las ensaladas fresquitas, el gazpacho con una cucharadita de Ligeresa (os recomiendo que si no lo habéis probado lo hagáis por que es un autentico manjar). En fin, de reírse hasta que os duela la cara, saltar, dar abrazos, besos y disfrutar de la época estival del 2016 porque tengo otra noticia… ¡Este va a ser nuestro verano!

Para ayudaros a gestionar todas las aventuras que se nos vienen encima he decidido ayudaros con la maleta (así de maja soy). Sí, esa caja que siempre llenamos de “por si acasos” y donde no sabemos cómo, después de horas intentando cerrarla, cuando llegamos a nuestro destino sieeeeempre nos falta algo, no me digáis que no os ha pasado…

Punto número uno, y el más importante, menos es más. No queremos ir arrastrando bultos, bajo el sol del medio día, por las calles de Benidorm cual señora dicharachera con sus amiguillas, no tiene nada de glamour. Así que os diría que intentéis llevar una única maleta.

Pensaré en un viaje de fin de semana largo. Segundo imprescindible, coge tus bikinis y bañadores más sexys, esos con los que si te miras al espejo (y la luz está de frente que sino hasta Cara Delevinge tendría celulitis) y piensas “estoy tremendamente buena”. Cógelos todos, no importa, ocupan poco y total piensas estar tirada en la playa mojito en mano “all day, all night”. 

Es cierto, en algún momento tendremos que vestirnos… Para ir a la playa escoge una prenda ligera, solo una, te la vas a quitar enseguida, no pasa nada. Pero también queremos pasear nuestro moreno por los chiringuitos regetoneros y enseñarle al mundo lo que hemos aprendido durante el invierno en zumba, que lo nuestro nos ha costado. Elige vestidos de fiesta ligeros, sin demasiadas florituras para que no pesen y ocupen lo mínimo posible, con tres es suficiente. Si tenéis en mente hacer algo de turismo lo ideal es que no falten unos shorts vaqueros y tres camisetas básicas, es sencillo y práctico, así jamás te puedes equivocar. Y no os podéis olvidar de la rebequita por si refresca por la noche, vuestras madres se pondrán muy contentas si la incluís. 

El tema del calzado siempre es complicado, los zapatos pesan y ocupan sitio… Así que llevad vuestras sandalias planas preferidas puestas durante el viaje, y que éstas sirvan tanto para la playa como para pasear. Y en la maleta unos buenos taconazos para bailar hasta el amanecer. Os aseguro que con eso es suficiente.

Por último, pero no menos importante, yo siempre (sieeeeempre) meto en la maleta un botecito de Ligeresa. Me encantan las ensaladas de verano, pero no tanto las salsas que sirven en los restaurantes y hoteles y, para que una parte de mí se sienta como en casa, no puedo pasar sin una cucharadita en la comida y en la cena. Si me ponen langostinos ya me vuelvo loca y una cucharadita puede convertirse en un cazo para sopa repleto de Ligeresa… ¡Es que me encanta!